SCORE

El aumento del trabajo a distancia en los últimos años es evidente, pero la crisis de generada por la COVID-19 lo ha hecho mucho más frecuente.

Una combinación de necesidad y exigencias ha obligado a la mayoría de las empresas estadounidenses a adoptar un modelo de trabajo desde casa, y las empresas están luchando por adaptarse a los retos que acompañan a este cambio.

Incluso antes de la pandemia, los sentimientos de soledad y aislamiento no eran nada nuevo para los trabajadores remotos. Las pautas de distanciamiento social de hoy en día y los cierres en toda la ciudad no han hecho más que potenciar estos sentimientos y dificultar la conexión entre los miembros del equipo. Además, muchos trabajadores remotos tienen que lidiar con otras distracciones durante estos tiempos difíciles: sus parejas e hijos también están en casa y las noticias diarias son más difíciles de digerir y aún más difíciles de ignorar.

Con estos desafíos, es de suma importancia que las empresas encuentren formas de mantener a sus nuevos trabajadores a distancia comprometidos, contentos y productivos.

Cómo ajustarse a la realidad remota

El horario de trabajo claramente definido al que adhieren tantos trabajadores de oficina no se aplica necesariamente al trabajo a distancia. Claro, la mayor parte del trabajo se hace durante un horario típico de 8:30 a.m. a 5:30 p.m., pero los límites se relajan a medida que cada empleado cae en su propio ritmo de trabajo desde casa.

A los empleados les llevará un tiempo encontrar un equilibrio entre el trabajo y la vida privada que les permita entrar en un ritmo de productividad mientras siguen ocupándose de las cosas en casa. Pero una vez que den el paso, las empresas se sorprenderán de los resultados: estudios recientes muestran que los empleados que trabajan a distancia, trabajan más duro y durante más tiempo que en la oficina.

Sin embargo, este alto nivel de productividad sólo se produce cuando las muestran un compromiso real con sus equipos remotos.

Estas son cuatro formas de comprometer a los empleados remotos:

1. Fomentar el contacto cara a cara. 

El software de mensajería instantánea puede ayudar a los equipos remotos a mantenerse en contacto, pero no es una solución para los trabajadores remotos que se sienten aislados. Fomentar la conexión humana es primordial en estos tiempos difíciles, y no hay sustituto para la interacción cara a cara.

Las empresas deberían desplegar la tecnología de videoconferencia de diversas maneras. Los directivos pueden utilizarla para comunicarse con los empleados con regularidad, los equipos deberían utilizarla para comunicarse y colaborar a lo largo del día, y también podría haber canales específicos que simularan conversaciones casuales "de socialización". Proporcióneles numerosas oportunidades para que establezcan contacto visual virtual y se conecten a un nivel más profundo.

2. Fijar objetivos claros. 

Los objetivos son el impulso de cualquier lugar de trabajo. Procure que los empleados sepan que la flexibilidad del trabajo a distancia incluye la responsabilidad de obtener resultados mediante la fijación de expectativas y objetivos empresariales claros.

Al fijar estas metas, considere seguir un enfoque llamado objetivos y resultados clave u OKR. Pionero de Intel y popularizado por Google, el enfoque OKR se centra exclusivamente en metas cuantificables basadas en resultados que mueven la aguja para el negocio.

Cuando los equipos remotos trabajan en unidad para lograr un OKR, no importa a qué hora del día llegan o cuántas horas han registrado al final del día. Todo lo que importa es el resultado final.

3. Honrar los diferentes hábitos de trabajo. 

No todos los trabajadores a distancia tienen la misma rutina diaria. Muchos empleados tienen que hacer malabarismos entre importantes obligaciones familiares y sus deberes profesionales, lo que significa que sólo pueden trabajar de forma intermitente.



Es fundamental que los empleados sean conscientes de esto y se adapten a los horarios de los demás en la mayor medida posible. Este aspecto no podría ser más importante en el clima actual, ya que todos trabajamos desde casa durante la pandemia de COVID-19 y tratamos de adaptar nuestros estilos de trabajo a un entorno que incluye a miembros de la familia, compañeros de habitación, mascotas, etc. Las empresas deberían esperar y acoger con satisfacción estas adiciones al nuevo entorno de trabajo en lugar de resistirse a ellas.

Comunicarse mucho con los miembros del equipo antes de programar las reuniones obligatorias y fijar los plazos. El liderazgo de mano dura y los equipos remotos no combinan; deje de lado la mentalidad rígida y reemplácela por una mentalidad flexible y abierta.

4. Fomentar la rendición de cuentas entre pares. 

Un lugar de trabajo responsable es eficaz. Ese mismo mantra debería aplicarse tanto si los miembros de su equipo están trabajando en la oficina o desde sus casas.

Los equipos sólidos implícitamente potencian a los empleados para que se rindan cuentas entre ellos. En un entorno remoto, se hace más difícil para los gerentes y los líderes superiores controlar la dinámica diaria. Los trabajadores de primera línea son los que mejor entienden qué miembros del equipo pueden no estar cumpliendo su parte del trato.

Si se responsabiliza tanto a los equipos como a los individuos del logro de los objetivos, la rendición de cuentas entre pares se formará orgánicamente y será una poderosa fuerza motriz para el negocio.

Hacer un cambio en toda la empresa para trabajar a distancia no es una tarea fácil. Para tener éxito, los líderes empresariales deben poner en práctica lo que predican. En la medida que aprovechen la tecnología y cumplan con las directrices que establezcan, sus empleados seguirán el ejemplo.

La súbita prevalencia del trabajo remoto fue inesperada y para algunos el ajuste será gradual. Conforme más empresas contraten a sus empleados y reproduzcan a distancia partes vitales de la experiencia en la oficina, los equipos podrán superar las barreras actuales y recuperar su productividad.

Key Topics

4 maneras de incoporar a una nueva fuerza de trabajo remota creada debido a la COVID-19